¿Quién no ha visto en el inicio de su Twitter anuncios pagos? Las marcas más reconocidas, personajes del espectáculo y figuras políticas buscan lograr más alcance a través de ellos.  Sin embargo, Jack Dorsey, uno de los fundadores de la red social, decidió acabar con la propaganda política.

El empresario realizó el anuncio a través de su cuenta de Twitter: “Hemos tomado la decisión de detener toda la publicidad política en Twitter a nivel mundial. Creemos que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse. ¿Por qué? Algunas razones…”, y comenzó un hilo enumerándolas.

 

Leé el hilo completó aquí.

Entre algunas de las razones, Jack Dorsey nombró la posible “influencia” que éstos anuncios podrían llegar a tener a la hora del voto y los posteriores efectos en la vida real de las personas. También habló sobre la velocidad de propagación de dichos anuncios y el riesgo que se corre al no saber si la información es verídica o se trata de un engaño.

Además, el empresario aseguró que una regulación por parte del Estado es necesaria. “Deben garantizar un campo de juego nivelado”, manifestó en el hilo de Twitter.  Si bien se reconoce como un pequeño granito de arena a comparación de las grandes dunas de la propaganda política, el fundador de Twitter es optimista. Dorsey espera que esta actitud se contagie en los diferentes canales de comunicación presentes en internet.

Reconociendo que su postura iba a dar que hablar dejó en claro ciertos puntos. “Esto no se trata de la libre expresión. Se trata de pagar por el alcance. Y pagar para aumentar el alcance del discurso político tiene ramificaciones significativas que la infraestructura democrática actual puede no estar preparada para manejar”, apuntó.

También anunció que antes del 15 de noviembre se publicará de manera oficial la nueva normativa. De manera práctica, se pondrá en vigencia el 22 de dicho mes.

¿Qué te parece esta toma de postura?

Menú